Compatriota

Te busco, estimado compatriota,
Quisiera implorarte un favor,
Te cuento que yo soy ayudador,
De cientos de niñitos de mi tierra.
Impulso la tarea ya diez años,
Lo hago nada más por vocación,
Servir a los demás es decisión,
Tomada con honor y con altura.

Los cerros desteñidos me conocen,
Los vastos arenales me ven bien,
En Lima ya sabemos quién es quién,
Los únicos que ganan son los niños.

Empero los recursos escasean,
Y crece la brutal necesidad,
Por eso hoy te cuento mi verdad,
Respecto al apoyo que requiero.

Fraternos donativos necesito,
Cruciales para dar, para servir,
El drama es con todos compartir,
Lo mucho o lo poco que se tenga.

Estoy ahora dando desayunos,
Ayer fue la canasta escolar,
El año esperamos terminar,
Con grandes reuniones navidenas.

Cuadernos, alimentos y juguetes,
Compramos con dinero y con fe,
Pues Dios nos capacita y nos ve,
Y tú nos das, gustoso, una mano.

Envíanos un monto voluntario,
Pequeño o mediano, tú verás,
Un punto en el cielo ganarás,
Y niños muchos más serán saciados.

Disculpa mi virtual atrevimiento,
Lo siento, pero lúcido estoy,
Un simple voluntario sólo soy,
Amigo de los niños y sus penas.

Si vives en Europa, macanudo,
Si vives en América, genial,
Te digo, ya llegando al final,
Querido compatriota, muchas gracias.

About Tito
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.