Iniciamos tarea 2014

yomismo

Con alegrías enormes y esperanzas ratificadas hemos iniciado, el año 2014, nuestro trabajo con los niños de los cerros, gracias a la ayuda de Dios y al aporte generoso de compatriotas y amigos de buen corazón. Y la mejor manera de haber iniciado la larga jornada de este nuevo tiempo, ha sido celebrando el cumpleaños número seis de Rosmery, niña de nuestro comedor, por encargo de su madrina Susana Azañedo.

Es un trabajo que, desde hace quince años, ya forma parte de nuestra vida, y lo hacemos con amor sacrificial y entrega por los niños que merecen nuestro mejor esfuerzo. El Cerro Candela, pues, será el espacio principal donde nos moveremos durante los próximos meses, mi esposa Adriana y yo, apoyados por las mamás de los niños a los cuales atendemos. Y, por supuesto, en coordinación con los dirigentes comunales.

Como es sabido, el Cerro Candela es una importante elevación de terreno en la parte norte del populoso distrito de San Martín de Porres, en Lima, donde conviven dos asentamientos humanos: Cerro Candela y Vista Alegre. En este último asentamiento está enclavado el ‘Comedor Peruanitos’ que atiende a cien niños del lugar con el servicio de desayunos y otros programas de nuestro ya popular grupo de ayuda social.

Pero la ayuda que brinda nuestro grupo también se extiende a los niños del ‘otro’ asentamiento humano, llamado precisamente Cerro Candela, donde también tenemos grandes y pequeños amigos desde hace buen tiempo. Así ha sucedido, por ejemplo, las navidades de los últimos dos años, cuando nuestro programa ‘Navidades Felices’ atendió a los niños de las dos comunidades que conviven en el mismo cerro.

Es el cerro que muchos donantes ya conocen, y en cuyas entrañas crecen innumerables niños de raigambre básicamente provinciana, unos más traviesos que otros, pero todos con las mismas necesidades que los hacen pasibles de ser ayudados por nosotros y por otros. Dentro de poco, entonces, iniciaremos el nuevo empadronamiento de los niños que formarán parte del comedor durante la temporada 2014.

Pero nuestro trabajo no se circunscribe solamente al Cerro Candela, pues otros cerros de Lima, como ha sido siempre nuestra forma de trabajo, también estarán en nuestra agenda. De hecho, en estos días se está terminando de construir el ‘Comedor Vikinca’, en el Cerro Pan de Azúcar, a cargo de la Asociación Vikinca, de Suecia, conformada por compatriotas radicadas allí y cuya presidenta es nuestra amiga Judith Chacón.

Mientras tanto hacemos, este nuevo año, el primer llamado a más compatriotas y más amigos de buen corazón, para que se unan a esta causa de amor al prójimo. E invitamos, a quienes quieran mirar nuestro trabajo y conocer a los niños que atendemos, a que se comuniquen con nosotros para coordinar las visitas. Nada más grato para nosotros que los donantes, en vivo y en directo, suban al cerro, nuestro cerro.

Ayúdanos a ayudar, y que Dios te bendiga!

Tito y Adriana
Diego de la Torre 1433 Lima 1
Teléfono (511) 336-1361

About Tito
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.