Juana Alarco de Dammert

(1842-1932)

Conocida como «la abuelita de los niños pobres», Juana Alarco de Dammert fue una gran dama limeña que dedicó su vida a la infancia y desarrolló numerosas obras de bien social. No escatimó tiempo, ingenio ni recursos para ayudar a los más necesitados.
La lista de obras que dejó como mujer, como madre y como maestra es inmensa. Algunas de ellas son las siguientes:

1. Fundó una sociedad a la que denominó Auxiliadora de la Cruz Roja, obra dirigida a la ayuda de los enfermos y desvalidos que contó inclusive con servicio de ambulancia.

2. En 1890 organizó la primera kermesse para recaudar fondos con el fin de mantener sus obras.

3. En 1896 estableció una escuela maternal para niños menores de siete años con consultorio médico gratuito para las personas de escasos recursos.

4. En 1902 fundó la primera cuna maternal para atender a los hijos de las madres trabajadoras.

 

5. Inició la distribución de leche en los colegios estatales.

6. Promovió viajes de los niños pobres a las playas y lugares de campo durante el tiempo de verano.

7. Logró que se estableciera la Junta de la Defensa de la Infancia.

8. Con insistencia solicitó la creación de un hospital para niños, hecho que se concretó en 1927 cuando fue convocada para inaugurar el Hospital del Niño.

El amor maternal de Juana Alarco de Dammert la impulsó a velar por los más desvalidos. Su esfuerzo fue reconocido en vida, e inclusive se le erigió un monumento como prueba de agradecimiento por sus ejemplares obras.

En su escuela maternal se formaron numerosas maestras, a quienes enseñó con su ejemplo y dedicación constante. Murió el 2 de agosto de 1932. (Portal Educativo Huascarán)

About Tito
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.