Por los niños del Perú

peruanitos
CON amor, fe y esperanza hemos iniciado las tareas de la gestión 2015 de nuestro grupo con dos programas que, por la coyuntura, necesariamente tienen comienzos casi paralelos: el Programa Paquetes Escolares y el Programa Comedor Peruanitos. Uno que entrega útiles escolares a los niños de primaria y otro que sirve desayunos a 100 niños, de tres a once años de edad, de nuestro comedor.

La entrega de útiles escolares tuvo lugar, en la cima del Cerro Candela, San Martín de Porres, el sábado 7 de marzo, en un evento especial que contó con la presencia de nuestra colaboradora Lucy Bergdorf, radicada en Suiza. Y el inicio del servicio de desayunos se dio el sábado 14 del mismo mes en las instalaciones del Comedor Peruanitos, gracias a Dios y a nuestros queridos donantes.

Paralelamente estamos desarrollando una nueva tarea con cuatro niños del comedor que son primeros puestos en sus clases del Colegio 2028 del Cerro Candela: Luis Gómez (8 años), Alexandra Ocaña (10 años), Roy Cáceres (9 años) y David Cáceres (7 años). Para ellos estamos buscando, y ya consiguiendo, ayudas especiales para que puedan seguir estudiando para ser, mañana, grandes profesionales.

Sin olvidar, por supuesto, nuestro programa bandera, el programa de camitas, cuyo nombre real es Programa Dulces Sueños que, hasta hoy, ha entregado 277 camitas a los niños de los cerros y arenales de Lima, Callao y Chincha. Para este año hemos programado dos entregas de camitas, una de las cuales prácticamente ya recibió el visto bueno de los donantes y cuya confirmación se hará luego.

También estamos pensando en concursos de dibujos, visitas a lugares recreativos, ayuda especial para un niño sufriente que ha regresado al comedor, a la par que tratamos de mejorar nuestro local del cerro en su infraestructura y en los artículos del comedor que funciona allí. Y tantas otras tareas que se puede realizar con los niños de los cerros, con los cuales, y con el favor de Dios, convivimos.

Nuestros programas se financian con donaciones voluntarias de personas de buen corazón, básicamente compatriotas y amigos radicados en el extranjero, a quienes agradecemos en nombre de los niños, de sus mamás, y de nuestro equipo. ¡Dios sabrá recompensarles! Al mismo tiempo reiteramos nuestro llamado para que más personas caritativas se unan y apoyen esta tarea de amor al prójimo.

Saludos y bendiciones,

Tito Pérez.

About Tito
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.