Tiempo de camitas

La fundamentación del Programa Dulces Sueños que entrega camitas a los niños es: 1) en los lugares de extrema pobreza la gente duerme en el suelo sobre cartones y colchones viejos, 2) en una sola cama duermen tres o más niños, 3) en la misma cama duermen niñas y niños. Esta situación perjudica, en primer lugar, a las mujercitas, y en segundo lugar, a todos los niños que no duermen bien y que, por tanto, van a “cabecear” en las carpetas de sus escuelas.

Lo hemos visto, lo hemos comprobado, aunque algunas veces hemos sentido pena por invadir la intimidad de la gente pobre cuya prioridad es la alimentación de cada día. Por eso, y con mucha visión, irrumpió, con una gran idea, nuestra compatriota Gisella Rebagliati, radicada en Estados Unidos. “Tito, ¿podemos crear un programa para donar camitas?” me dijo alguna vez, mientras ella, Gisella, ya colaboraba con los niños de nuestro comedor allá por el 2007.

La idea me pareció genial. Entonces acepté el reto de hacer presupuestos y de buscar un buen carpintero para construir los catres y justos proveedores de colchones, frazadas y demás. La tarea no fue muy difícil que digamos, y cumplimos con el encargo mientras nos invadía la alegría, y también la preocupación de tener, en el futuro cercano, otro programa que se añadiría a los tres programas que ya estaban dando fruto: los desayunos, los útiles escolares, las navidades.

Así, pues, el programa de camitas inició su trajinar en marzo de 2008, cuando, con el aporte de Gisella, entregamos dos camitas a dos niñas del Centro Poblado Nuevo Ayacucho, en el distrito de Grocio Prado de la provincia de Chincha. Rosmery y Rosalinda, hermanitas del famoso niño Down Bruce Willis, recibieron las primeras camitas de nuestro grupo, dentro de un evento más grande donde pudimos entregar útiles escolares a cien niños de aquel inmenso y brumoso arenal.

Desde aquella entrega muchas aguas han corrido debajo del puente social por el cual transita nuestro grupo, pues hasta hoy hemos entregado 243 camitas y un camarote en diversos lugares de Lima, Callao y Chincha. En este devenir nuestro Programa Dulces Sueños ha cosechado muchos aplausos y multitud de parabienes, aplausos y parabienes que trasladamos, como corresponde, a Gisella y a todos los colaborados que han apoyado, desde la lejanía, este interesante rol.

Por eso, y por mucho más, para nosotros es grato anunciar la campaña de recolección de fondos para celebrar fiestas patrias con otra entrega de camitas, una gran entrega. Y, como es de dominio público, cada paquete contiene catre de madera, colchón de espuma, sábana de bramante, frazada de lana y almohada de algodón, por un precio de 300 soles puesto en el lugar de entrega (115 dólares o 92 euros al cambio). Las camitas están diseñadas para durar diez años a más.

Agradecemos hoy, de corazón, a Gisella Rebagliati por supuesto, y también a Chris Armstrong, Gloria Cuadros, Paola Bustamante, Lupe Cáceda, Andrés Marroquín, David Aparicio, Clarisa Gonzales, Karina Carmona, Mirtha Vorholz, y a las instituciones Asociación Damas Peruanas en Berna y Círculo Latinoamericano de Basilea. Y, como preludio de la campaña 2013, comparto, de mi pluma impertinente, unas quintillas compuestas en el fragor de la lucha por los necesitados:

Ya vienen por el camino,
camitas abrigadoras,
gestadas por el buen tino
de gentes con rol divino,
en tierras encantadoras.

Camitas de fino corte,
dispuestas a ser donadas
en cerros de sur y norte,
a niños sin pasaporte,
de clases empantanadas.

Camitas de fe longeva,
gestoras de dulces sueños,
que nuestro programa lleva
con más esperanza nueva
al mundo de los pequeños.

Ayúdanos a ayudar, y que Dios te bendiga!

Tito Pérez
Diego de la Torre 1433 Lima 1
Teléfono (511) 336-0363

About Tito
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.