Tiempo de desayunos

gringuita

Inmediatamente después de haber cumplido con éxito nuestro programa de entrega de útiles escolares a los niños de primaria de los cerros, nos pusimos en acción para empalmar nuestro programa de servicio de desayunos que abarca de marzo a diciembre. Hemos empezado, el 22 de marzo, a servir desayunos en el flamante ‘Comedor Vikinca’, del Cerro Pan de Azúcar, en el distrito de San Martín de Porres.

En el mismo distrito limeño, pero en el Cerro Candela, se ubica el viejo ‘Comedor Peruanitos’ que inicia sus acciones el sábado 29 con el servicio de desayunos a cien niños del lugar, como venimos haciéndolo desde el año 2007. Es un reto para nosotros, y una inmensa alegría, la posibilidad de manejar dos comedores a la vez, gracias a Dios y a nuestros queridos donantes que financian los programas de nuestra asociación.

El ‘Comedor Vikinca’ ha abierto sus puertas para servir desayunos, en una primera instancia, a cincuenta niños de tres a doce años de edad, cantidad que, en el transcurso de algunos meses, llegará a cien como es nuestra costumbre y forma de trabajo. Eso significa que, hacia agosto, estaremos atendiendo a doscientos (200) niños en dos comedores de dos cerros, batiendo un récord en nuestra carrera solidaria.

Más leches, entonces, y más avenas y quinuas; más panes, por cierto, y más cachangas, torrejas y tamales para llenar la barriguita de los niños a quienes servimos con amor sacrificial. También, por supuesto, más tiempo que emplear en esta ampliación del servicio que es una demostración del crecimiento de nuestra obra en beneficio de más niños y niñas de los cerros. Agradecemos a Dios por darnos la oportunidad de servir.

Y más agradecimientos, cómo no, a los nuevos colaboradores que, de a pocos, se van sumando al ejército de ayudadores de nuestro grupo. ¡Qué sería de nosotros sin sus aportes, queridos amigos y compatriotas de la lejanía y de la cercanía, más de la lejanía! Y, evidentemente, más alegrías que ver, más alegrías que mostrar; nuevos rostros de niñas y niños, todos hermosos, que aparecerán en nuestras páginas de Internet.

Señoras y señores: es tiempo de desayunos! Compatriotas y amigos: es tiempo de seguir ayudando a los niños pobres de nuestra tierra! Dios eterno: es tiempo de que renueves tu favor hacia este trabajo que no es otra cosa que amor al prójimo en necesidad. Nuestros programas se financian con donaciones voluntarias de personas de buen corazón, básicamente compatriotas y amigos radicados en el extranjero.

Ayúdennos a ayudar, y que Dios les bendiga!

Tito Pérez

About Tito
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.