Visitas cruciales

yllescas

Para mostrar nuestro trabajo con los niños valen las fotos y los escritos, y también los vídeos; por eso tenemos publicadas miles de fotos, de todos los tamaños, y publicados cientos de escritos que expresan, de distinta manera, nuestras vivencias en los cerros. Pero nada es más importante que la gente mire, en el campo de acción, nuestro trabajo, y comparta con los niños a los cuales servimos con amor sacrificial.

Entonces nos reafirmamos en nuestro dicho de que las visitas de los colaboradores son cruciales, que las visitas de los donantes son fundamentales, que las visitas de los compatriotas que viven fuera del país son esperanza pura. Y como parte de esta concepción de nuestra labor, más de treinta compatriotas han llegado hasta los cerros para pasar momentos felices en estos lugares y estas realidades de ensueño.

Desde Australia han llegado a los cerros, desde Alemania han llegado a los cerros, desde España han llegado a los cerros, y principalmente desde Estados Unidos. Y todos los visitantes, tras haber caminado por terrales y pedregales, y después de haber visto y departido con niños necesitados pero felices en la medida de sus posibilidades, han regresado contentos y emocionados por lo que han visto, por lo que han vivido.

Realidades tristes, es cierto, pero que nos hacen ver, a todos, que con esfuerzos conjuntos y firmes se puede avanzar hacia soluciones reales, soluciones duraderas. Pobrezas evidentes, por supuesto, que pueden ser superadas por acciones gubernamentales y también por decisiones privadas de aquí y de allá, pues a nadie, en su sano juicio, le gustaría que los niños sigan sufriendo en cerros cercanos a las grandes ciudades.

Por eso hemos recibido este año, con los brazos abiertos, a Yanina Paz, Rosa Acosta, Sady Palma, María Luisa Álvarez, Samuel Nieva, Carlos Solís, Myriam Casas, María Yllescas, Isa Rentería, todos de Estados Unidos; a Eva Alejos, de Italia; al Grupo Jesús María Luzuriaga, de Lima, entre otros. Y por eso seguiremos recibiendo, con beneplácito, a otros compatriotas y amigos que llegarán las próximas semanas.

Para nosotros es un honor recibir a nuestros colaboradores en los mismos lugares donde servimos a los niños, lugares marginales donde la gente vive en condiciones de pobreza y extrema pobreza. Mientras tanto seguimos, en estos días, impulsando tres de nuestros cinco programas hasta fines de año, como son el Comedor Peruanitos, el Programa Dulces Sueños, y Navidades Felices, el programa más difícil de manejar.

Ayúdanos a ayudar, y que Dios te bendiga!

Tito y Adriana
Diego de la Torre 1433 Lima 1
Teléfono (511) 336-1361

About Tito
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.